RRSS

Twitter Facebook YouTube Scribd Wattpad Binibook Instagram

Lesbia Quintero

Reseña 2: Por Lesbia Quintero (autora de "Dos escritores frente a la crítica" con varios autores, "Los umbrales de Rayuela", "Poética de recortes" y "Trances y ceremonias de la Crisálida Mayor", además del blog Léctor Cómplice).

Los Guardianes del Día y la Noche, una juvenil novela de fantasía escrita por Yersey Owen, relata la historia de seis hermanos: James y su hermana gemela Katherine, Gary, un chico con dotes especiales para música; los mellizos, Robert y Mark, y por último, la pequeña Blair. Su madre, una enigmática mujer llamada Átena, oculta el secreto de su verdadero origen, secreto que se lleva a la tumba. La historia se inicia con las pesadillas de James, esas manifestaciones oníricas son una premonición que alerta a su madre, sin embargo, ella guarda silencio sobre el significado de ese terrible evento onírico que trastorna a James, y hace una extraña llamada pidiendo ayuda a una persona que permanece velada en la primera parte de la narración. Átena intuye su fin, y le entrega a cada uno de sus hijos, unos talismanes con extraños caracteres simbólicos. Después de la súbita muerte de su madre, los hermanos Owen son llevados con distintas familias que los adoptan mientras cumplen su mayoría de edad, pero mientras llega ese momento, ellos se enfrentan a inexplicables cambios en sus cuerpos.

La autora introduce elementos maravillosos y fantásticos, como los sueños y los poderes sobrenaturales, ambientados en un contexto que recrea la soledad de los personajes. Cada cual posee una facultad única que lo caracteriza, y lo distingue de los otros, sin embargo, existen otras facultades que son comunes a todos los hermanos Owen, como el cambio de color de sus ojos, cuando se molestan, la fuerza descomunal, y la capacidad para mantenerse en una vigilia constante, sin necesidad de dormir.
En este relato fabuloso se mezclan las pasiones juveniles, la incertidumbre, el compromiso con su misión y la aventura. La imaginación desplegada por la autora, aunada a la frescura del lenguaje y el pensamiento, le confieren a la novela matices de la fantasía que se entreveran con la realidad de los personajes, herederos de la raza de los vampiros y de la raza de los licántropos.
Siete años después de aquella separación forzosa, James, Gary, Robert, Mark y Blair se reencuentran, para enterarse de su misterioso origen, y de la existencia de Atanasia, una suerte de tierra prometida, que ellos deben liberar. Sin embargo, falta Katherine, quien no se presenta a la reunión, y con su ausencia, se inserta un elemento más de misterio, que incita a la lectura. En esta historia, el juego siempre está presente como elemento fundamental que une a los hermanos, asimismo, se manifiesta la solidaridad y el amor que pervive en el misterio de su sangre.

LICENCIA